Begin typing your search above and press return to search. Press Esc to cancel.
  /  Mundo Sobre Ruedas   /  Muere el mejor amigo del Pontiac Trans Am
Pontiac

Muere el mejor amigo del Pontiac Trans Am

El fan número uno del Pontiac Trans Am, Burt Reynolds murió a los 82 años, confirmó el jueves su agente Todd Eisner.

El actor estadounidense amante de Pontiac, es recordado, entre su extensa experiencia en cine, por ser protagonista de una de las películas de culto para los amantes de los autos: “Smokey and the Bandit”, donde el Firebird Trans Am distrae a los policías mientras su cómplice contrabandea un camión lleno de cervezas.

Pontiac

Foto: Internet

Gran parte del éxito del modelo norteamericano se debió a su aparición en esta cinta y lo que significaría un reto en taquilla para Reynolds, lo convirtió en el máximo embajador de uno de los muscle cars más recordados de todos los tiempos.

No obstante, la crisis perpetuada en Estados Unidos durante 2008 provocaría que GM se declarara en quiebra y Pontiac desapareciera como marca dos años después.

 

El renacer del Pontiac Trans AM

Esto no se desanimó a Reynolds, quien en 2016 decidió ser parte de un proyecto de relanzamiento del mítico modelo. Se trató de una edición especial limitada a 77 unidades llamada Pontiac Trans AM SE Bandit Edition, que rendía homenaje al auto presentado en la cinta.

El vehículo se diferenciaba por una carrocería en tono negro adornada con el diseño de un llamativo ave fénix en llamas sobre el cofre.

Además contaba con rines y trazos dorados como el vehículo original. Bajo el cofre se le añadió un motor V8 con 840 caballos de potencia.

El propio Reynolds fue partícipe del desarrollo del vehículo y de hecho dio su aprobación para que lograra salir a la venta, después de todo no existía nunguna persona que conociera más a fondo este vehículo que el actor de Hollywood.

Las 77 unidades venían con el autógrafo del actor, lo cual potencializó el vehículo como una auténtica joya de colección.

 

Más películas

Reynolds participó en otras cintas donde los autos fungían como protagonistas. Muchos lo recuerdan por “Cannonball Run” de 1981, en la cual se puede disfrutar de modelos como Dodge Tradesman (ambulancia), Lamborghini Countach y el Aston Martin DB5.

A finales de los años setenta, Reynolds protagonizó “Hooper”, donde el actor aparece como un doble de riesgo, ahí se le vería a bordo del GMC K-1500 modelo 1977 y el Pontiac Firebird Trans Am.

Descanse en paz, Burt Reynolds.