Mis primeras 4Ruedas: Camila

En Estilo de vida, Mundo Sobre Ruedas
Camila | Foto: Cortesía

14 años de carrera, cuatro discos inéditos e infinidad de reconocimientos. Camila es una de las agrupaciones referentes en la escena pop de Latinoamérica y este año regresan con un nuevo disco titulado Cianuro y Miel.

La última pregunta que le realizamos al dueto Camila durante nuestra entrevista es: ¿cuál sería su auto de ensueño? Mario Domm es el primero en contestar, pero antes de que las palabras salgan de su boca, cavila por varios segundos, acto después, se lleva la mano al mentón y dice, un Mercedes-Benz Alas de Gaviota; todos los que estamos en el cuarto asentamos con la cabeza en señal de buena elección, y cuando Pablo está a punto de dar su respuesta, Domm lo interrumpe y dice: “¡No!, que tonto, me gustaría un Lamborghini, solo para pasar por la casa de una “amiga” y presumírselo y decirle, mira de lo que te perdiste”, las carcajadas suenan al unísono y una voz detrás de nosotros se limita a decir, “dedicado para alguna de esas mujeres que no creía en ti ¿verdad?”, y una sonrisa, con cierto sarcasmo, se le dibuja en todo el rostro al compositor.

La charla

Hemos platicado por varios minutos con el dueto sobre su nuevo disco y lo que han vivido musicalmente en más de una década de trayectoria. Las experiencias son vastas, pues antes de conformar Camila pasaron muchos años para que a sus integrantes les llegara el reconocimiento y el éxito.

Pablo Hurtado, por ejemplo, nació en San Luis Potosi, pero se mudó a la Ciudad de México para formar parte de varias bandas como guitarrista. Durante seis años viajó en metro y camión. Nos cuenta que en su ciudad natal se movía en un Century color vino, auto donde aprendió a manejar con ayuda de su papá, sin embargo, aquel vehículo con el que recorrió varios kilómetros no lo acompañó en su aventura y fue hasta cuando salió “Todo Cambió”, primer disco de la agrupación, con el que comenzó a ganar dinero y pudo comprarse un Honda CR-V.

Con Mario fue distinto, uno de sus amigos le enseñó a conducir y lo hizo a escondidas de su papá. Rememora y con un gesto de angustia dice: “Fue en un Vocho, pero la experiencia no fue grata, casi choco horriblemente”

Vivencias

Con sus primeras producciones Camila alcanzó gran éxito y la fama llegó, pero también extensas giras donde vivieron no solo buenas experiencias sino también unas no tan gratas: “Una vez veníamos sobre la carretera de Querétaro, era muy tarde y el chofer se estaba quedando dormido, de pronto dio un volantazo, pensé que nos estrellaríamos y moriríamos”, comentó Pablo.

En otra ocasión”, dice Mario: “Nos quemaron un camión con todo el equipo de iluminación y audio; había personas bloqueando una carretera, recuerdo que bajaron a todo el personal y acto siguiente le prendieron fuego al autobús”.

La charla sobre vehículos continúa y el intérprete de “Solo para ti” nos platica que el primer auto que se compró cuando comenzó a ganar dinero fue un “Chevy pues el Monza era muy caro para mí” suelta la carcajada y antes que artícule otra palabra nos dice de forma súbita y afable: “Disculpa, se me acaba de ocurrir una canción” toma su celular y escribe las líneas de lo que podría ser un nuevo éxito. El silencio que se formó en ese instante se termina cuando nos comenta: “Trabajar me ha traído grandes satisfacciones, ahora tengo un Tesla Model X y un Mercedes C550 Convertible”. Pablo se limita a decir, yo tengo un Audi SQ5 que jala impresionante, pero mi auto de ensueño es un R8, algún día me daré ese gusto. 4R