Begin typing your search above and press return to search. Press Esc to cancel.

Simpatía por el diablo

L

a imagen de Mick Jagger posando frente al Aston Martin DB6, ejemplifica el cambio radical en la sociedad británica; era el verano de 1966. La foto personifica majestuosamente la frenética década de los sesenta: un joven de pelo largo con ropa exótica e informal que se sienta delante de un hermoso auto deportivo de alta gama en unas caballerizas de Londres (que bien podrían pasar como las de Nueva York).

Lo descuidado del fondo y las llamativas escaleras le dan un tinte teatral, como si el joven sentado con las piernas cruzadas retara a que otro joven superara su juguete sobre ruedas; es la trama principal.

“Mick estuvo de muy buen ánimo durante todo el día. Pasamos un buen rato tomando varias fotos graciosas en las que Mick hacía gestos que normalmente no hace en el escenario o fuera de casa”, mencionó el encargado de la fotografía, Gered Mankowitz.

Entre la primavera de 1965 y principios del verano de 1966, la popularidad de los Stones era magnánima en el Reino Unido y EE.UU. El dinero comenzaba a fluir en. Con sólo 22 años, Mick Jagger se estaba volviendo muy rico.

 

Foto: Gered Mankowitz