Begin typing your search above and press return to search. Press Esc to cancel.
  /  Mundo Sobre Ruedas   /  ¿Crees que sólo los autos contaminan? Mejor lee esto
contaminación

¿Crees que sólo los autos contaminan? Mejor lee esto

Los vehículos particulares que circulan en la ZMVM generan sólo una cuarta parte de la contaminación atmosférica. En cambio, el transporte público, de carga y empresas industriales generan tres cuartas partes del problema ambiental. Mejorar la calidad no se resuelve con el ‘Hoy no circula’, las soluciones son de fondo.

Cada año mueren cerca de 15,000 personas por causas asociadas a la mala calidad del aire, tan sólo en la Ciudad de México mueren al año 4,000 personas por esta razón.

La circulación de vehículos altamente contaminantes aumentó el tráfico, disminuyó la velocidad de circulación, incrementó las emisiones por kilómetro recorrido y llegamos a la contingencia”, señaló Daniel Zamudio, coordinador de Transporte Eficiente de El Poder del Consumidor.

Según cifras oficiales, en la Ciudad de México, el mayor contaminante emitido por los establecimientos comerciales, de servicio e industriales es el dióxido de carbono, del cual se arrojan al aire 187, 565 toneladas al año, seguido por sustancias químicas provenientes de gasolineras, como el xileno, tolueno, hexano y benceno.

 

Hoy no Circula

contaminación

Foto: Internet

La contaminación no la producen los vehículos por salir a la calle, sino por circular con los motores prendidos. Un auto que recorre una distancia de 20kms contamina lo mismo, aproximadamente que dos autos que recorren una distancia de 10kms cada uno”, asegura Luis Mochán, investigador del Instituto de Ciencias Físicas de la UNAM.

Sin tomar en cuenta las distancias recorridas, no tienen sentido las expectativas de éxito del programa ‘Hoy No Circula’, el cual de acuerdo con Mochán, debería

eliminarse. Su carácter prohibicionista debería cambiarse por uno de incentivos positivos.

Las modificaciones al reglamento de tránsito también son contraproducentes ya que se incrementa la densidad vehicular al bajar la velocidad permitida, con el

consecuente aumento en el número de conflictos viales y bloqueos en intersecciones.

“Bajar ligeramente la velocidad permitida puede tener un efecto negativo muy grande en el tiempo perdido, durante el cual el vehículo se halla detenido esperando que el vehículo que lo antecede avance, durante el cual un motor de combustión interna genera contaminantes sin producir trabajo útil”, asevera el investigador.

 

Empresas y contaminación

contaminación

Foto: Internet

No sólo los vehículos automotores son quienes afectan la atmósfera. A diferencia de lo que pudiera pensarse, un total de 70,000 fábricas de varios industrias como refinerías y termoeléctricas, contaminen el aire en la Zona Metropolitana del Valle de México, ZMVM.

En referencia a los centros termoeléctricos, se tienen registrado la presencia de óxidos de nitrógeno (precursores de ozono), además de metales pesados como óxido de azufre, sumamente nocivos para la salud.

De acuerdo con el inventario de emisiones de la ZMVM, la diferencia de partículas PM10 entre la CDMX y el Estado de México es evidente, ya que mientras la primera generó 6,552, la segunda experimentó casi el triple (23,335).

Sin embargo, autoridades capitalinas afirman que se han reducido las emisiones contaminantes provenientes de fuentes fijas como fábricas o refinerías porque la mayoría salieron de la ciudad hace unos 20 años debido a la crisis ambiental que se vivió en ese entonces.

No obstante es primordial establecer un sistema regulatorio homogéneo entre entidades vecinas que los obligue a reportar sus emisiones contaminantes, así como el control de las mismas.

 

Poca acción

contaminación

Foto: Internet

En ese mismo sentido, empresas como Pemex o CFE contribuyen sustancialmente a esta contaminación industrial, acorde con el primer Registro de Emisiones y Transferencias de Contaminantes realizado en 2006.

Por otro lado, Greenpeace México ha señalado que Pemex tiene un promedio de derrame por día de 1.3 (que tiene que ver con hidrocarburos y sus derivados), lo que representa una emergencia ambiental grave poco atendida por las autoridades, a pesar de los diversos instrumentos jurídicos en relación a la normatividad del aire como las Normas Oficiales o la Licencia Ambiental Única.

En la Zona Metropolitana del Valle de México se tienen registradas más de tres mil 400 empresas de jurisdicción federal que pueden estar emitiendo contaminantes al aire.

También está la responsabilidad de las industrias que generan el 42% de la contaminación en el aire de fuentes atropogénicas (resultado de actividades humanas), en el que el 34% es a causa de la combustión industrial de comestibles, seguido por los vehículos automotores con el 17% y las plantas que generan electricidad con 12%.

 

Black Carbon: Enemigo silencioso

contaminación

Foto: Internet

¿Qué significa? Es el contaminante que más absorbe la luz, transformándola en calor, que una vez emitido a la atmósfera causa impactos negativos al medio ambiente, influyendo de manera considerable en el cambio climático.

Las autoridades han atendido poco el tema del ‘black carbon’, pese a que este es un contaminante que tiene serias implicaciones en el desarrollo de enfermedades como cáncer pulmonar, asma, bronquitis, trombosis y bajo peso al nacer, además es la segunda causa del cambio climático, de acuerdo con la organización civil ‘El Poder del Consumidor’.

De hecho, la principal fuente de emisiones del ‘black carbon’ es el transporte de carga, 75% de sus emisiones son de este contaminante y para mitigar este problema es necesario la distribución de combustibles limpios en el país, como lo es el diésel de ultrabajo azufre.

En este aspecto hay que subrayar que en las metrópolis de todos los países desarrollados, el transporte de carga tiene severas restricciones en cuanto a horario de circulación y sólo se le permite circular en casos excepcionales o en eventos o fechas especiales. En México poco o nada se ha hecho.

 

Falta de coordinación

contaminación

Foto: Internet

Tanto el gobierno federal como los locales carecen de coordinación en materia ambiental. Las distintas dependencias actúan conforme a sus atribuciones, pero no existe articulación y coordinación para atender de fondo el problema de la contaminación ambiental.

“El gobierno federal no consulta al gobierno local para preguntar cuál es el problema real y cómo se puede resolver desde las distintas localidades”, aseveró Claudia Hernández Barrios de la Oficina Regional de la Agencia de Cooperación Alemana (GIZ) en Toluca.

En el caso de la CDMX, factores como la densidad poblacional y la migración hacia la capital aumentó cuatro veces el congestionamiento de la Ciudad de México en comparación de hace 20 años, lo que representa 12 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), provocando que la capital mexicana sea menos competitiva y con problemas graves de salud.