Bob Marley, el amante silencioso de BMW

En Estilo de vida, Mundo Sobre Ruedas
BMW y Marley |

Para nadie es un secreto que BMW es la marca favorita de muchas personalidades de la farándula y el deporte mundial. Cuántos modelos de la firma bávara no inundan sus exclusivos garages, aunque a veces su gusto haya sido por mera coincidencia.

Ese fue el caso de Bob Marley, quien alguna vez (en tono de broma), aseguró que BMW simbolizaba fehacientemente a ‘Bob Marley and the Wailers’, como si la marca existiera solo para ellos.

 

BMW y Marley

BMW y Marley

 

Obviamente, Marley no creía que la compañía bávara hubiera sido creada en honor a él y su banda, pero fue una broma irreverente que disfrutó durante gran parte de su vida. También fue su excusa para poseer modelos de la marca, a pesar de su crítica sobre el consumismo exacerbado.

Sin embargo, para ser justos con Marley, nunca eligió BMW caros. El primero fue un 1602 saloon, uno de los modelos más básicos de BMW pero aún así un deportivo capaz.

 

El gusto de Marley por BMW

Más tarde, el cantante tuvo un ‘Bavaria‘, (como era conocido el E3 saloon en América del Norte). Como antecesor del serie 5, el Bavaria fue un automóvil más lujoso con un rendimiento más capaz y al parecer, Marley lo mantuvo más tiempo con él ya que una parte de su propiedad está registrada.

Trasciende que el Bob’s Bavaria llegó en 2013 a manos de un restaurador de automóviles en California, donde recibió un importante trabajo. Si bien la historia no se puede confirmar, todo indica que este Bavaria era el auto de Bob.

Aunque nunca fue un propietario de automóviles especialmente costosos, Marley claramente tenía un gusto genuino por los modelos BMW, todo esto a pesar de su discurso público y el juego de palabras que mantenía todo el tiempo.