¡Aguas! la temporada de lluvias llegó

En Manual de usuario, Mundo Sobre Ruedas
Inundación |

Así es, estamos a mitad del año, época de calor y bochorno, también de Inversiones Térmicas y… lluvias tan odiadas por los automovilistas.

Enfrentémoslo, es una realidad que las lluvias en México son frecuentes y copiosas y es un tema del día a día que nos complica aun más esa tarea de ir del punto A al punto B. Cuando llueve hay que tener paciencia en las calles ya que el tránsito se desquicia mucho más, los semáforos se vuelven locos, la visibilidad es menor y la pericia de la gente disminuye como por arte de magia.

 

¿Qué hay que hacer ANTES de las lluvias?

Lo primordial es revisar el estado de los limpiadores, su correcto funcionamiento y el buen estado de las plumillas o rasquetas, si están deterioradas es recomendable cambiarlas antes de que padezcamos los problemas de visibilidad. Si el auto tiene menos de 10 años, lo más seguro es que el sistema funcione bien, solo habrá que revisarlo y mantenerlo limpio, si nuestro vehículo es más viejo, recomiendo una buena lubricación de todo el sistema con aceite en aerosol, ya que con el aceite administramos una capa ligeramente repelente al agua. Debemos revisar y en su caso rellenar el depósito del líquido del lava parabrisas, no solo hay que llenarlo de agua, hay que rellenarlo con una solución pensada para ello, ya que cuenta con desengrasantes, además de una sustancia que evita la congelación. Focos e iluminación, en lluvias hay que ver y ser visto, por ello es primordial revisar el correcto funcionamiento de todas las luces del vehículo, OJO durante la lluvia NO se deben encender las luces para niebla, NUNCA en lluvia.

 

Balanceo

Este dibujo funciona como desagüe . / Foto: Internet

 

¡Ya está lloviendo! ¡Qué hay que hacer!

Si estas circulando en una carretera y empieza a llover no reduzcas la velocidad bruscamente, si la precipitación te permite llevar tu mismo ritmo, solamente enciende las luces (bajas) y continua con tu camino, si el auto es reciente y cuenta con DRL (Daytime Running Lights) no es necesario encender las luces.
Quizá suene necio lo que diré, si eres fumador, procura no hacerlo en estos momentos, ya que el humo de cigarro facilita que los vidrios se empañen, y si circulas en un vehículo que ya se empaño debes poner la calefacción al máximo y esperar a que el aire caliente haga su trabajo. Circulando en cuidad, enciende la recirculación de aire interno, pon musiquita y ten paciencia.

 

Las llantas.

Seguramente te habrás fijado en que los coches de carreras tiene las llantas lisas para tener un mejor agarre, los coches de calle tiene llantas con dibujo, pues ese dibujo funciona como desagüe y debemos estar pendientes del desgaste y profundidad del mismo, para medirlo basta con que hundas una moneda entre los zurcos, si la moneda no se hunde más de 3 milímetros es momento de sustituir esa llanta. La presión de infaldo de operación es la misma recomendada por el fabricante en tiempo seco o mojado, pero yo te recomiendo que en temporada de lluvias infles la llanta un poco más, jamás superando el 80% de la presión máxima de inflado recomendado por el fabricante, esa información la encuentras en la cara de cada llanta y dice: Presión Máxima de Operación y con ello te aseguras una mayor dureza en caso de caer en un “bache” y es posible que la llanta aguante un poco más el golpe.