Begin typing your search above and press return to search. Press Esc to cancel.
  /  Mundo Sobre Ruedas   /  Accidente México-Toluca: La tragedia que se pudo evitar
accidente

Accidente México-Toluca: La tragedia que se pudo evitar

Cerca de las 19:00 horas de ayer todo se volvió un caos, gritos desesperados, fierros retorcidos y cuerpos inertes en el suelo. Es el síntoma de la tragedia.

En medio del desastre, un tráiler blanco con 24 toneladas de carga (visiblemente dañado pero con la cabina prácticamente intacta), se encuentra detenido en el lugar; todas las miradas recaen sobre él como quien juzga a su peor enemigo.

Su conductora, de 41 años, permanece detenida sin ninguna lesión de gravedad. El tráiler circulaba por la Autopista México-Toluca y, luego de aparentemente quedarse sin frenos, se estrelló de frente con cerca de 15 vehículos que permanecían detenidos en el tráfico a la altura del km 14.5, en la colonia Peña Blanca, en la alcaldía Álvaro Obregón.

El saldo (hasta ahora), es de 10 personas fallecidas y 15 lesionados, los cuales fueron trasladados al Hospital ABC de Santa Fe y a la Cruz Roja de Polanco. De hecho, se necesitó el apoyo de helicópteros del agrupamiento Cóndores de la Secretaría de Seguridad Pública para su traslado.

Al lugar llegaron elementos de la Secretaría de Seguridad Pública, quienes detuvieron a la operadora del tráiler y la trasladaron a la Agencia del Ministerio Público para deslindar responsabilidades.

De acuerdo con testimonios, la conductora había salido de Toluca y se dirigía hacia Cuautitlán Izcalli, en el Estado de México.

 

Causas del accidente

accidente

Una tragedia. / Foto: Notmusa

 

Hasta este momento, las causas de la tragedia son inciertas. De acuerdo con los primeros dictámenes periciales, el exceso de velocidad y la poca pericia de la conductora habrían provocado el accidente, lo cual desecharía la declaración de la propia operadora quien afirmó que se había quedado sin frenos.

Según testimonios, el trailer circulaba a una velocidad de más de 100 kilómetros por hora aproximadamente. Es bien sabido que la zona donde se suscitó el accidente es una de las más peligrosas de la ciudad al no contar con una rampa de frenado ni una ‘salida’ ante una emergencia.

 

Con dirección a la Ciudad de México y tras la salida del túnel a una velocidad promedio de 50 kilómetros por hora, comienza una pendiente, con ello la velocidad de los vehículos puede incrementarse (de 80 a 100 km/h), y en el caso de los tráilers con sobrepeso pueden alcanzar de 100 a 120 km/h.

Paradójicamente, el km.14 (lugar del percance) es donde los vehículos deben disminuir considerablemente la velocidad ya que la Carretera Federal está muy cerca y comienzan a acercarse los autos que circulan por el carril lateral.

De acuerdo con lo publicado en distintos medios de comunicación, la operadora habría perdido el control de la unidad y, antes de estrellarse contra los demás vehículos, derribó un letrero en su camino. Por desgracia, los reductores de velocidad no fueron suficientes.

Habrá que esperar para conocer las causas fehacientes del percance.

 

Exceso de velocidad, un mal que nos aqueja

accidente

El accidente fue a las 19:00. / Foto: Notmusa

 

Con la calificación de 6.6 (sobre 10), de acuerdo con un estudio, México se encuentra apenas en un nivel de aprobación mínimo en cuanto a manejo ya que se presentan diversas deficiencias en cada uno de los parámetros analizados a nivel nacional.

Sin embargo, continúa siendo el exceso de velocidad el principal error al manejar en México, ya que según el estudio, 68% de los conductores en el país excede los límites de velocidad establecidos.

“Todos los conductores tenemos una forma de pensar lineal, esto quiere decir que cuando incrementamos la velocidad de nuestro vehículo esperamos que las reacciones en general se vayan incrementando de la misma manera, nada más falso”, asegura Pablo Ortiz Monasterio, director de AS3 Driver Training.

Es decir a un vehículo viajando a 64 km/h le tomaría 32 metros frenar completamente; al mismo auto viajando a 128 km/h le tomaría 130 mts.

“La separación de la línea de lo que el conductor espera de la de lo que realmente está sucediendo genera ansiedad en el conductor promedio, y son estas sorpresas las que generan que éste pierda el control”.

En el caso de la operadora, la velocidad a la que iba era más de 100 km/h, de acuerdo con lo establecido por las autoridades.

 

Postura de la empresa

accidente

La conductora fue detenida. / Foto: Notmusa

 

EASO, empresa propietaria del tráiler involucrado, fijó su postura  mediante un comunicado en su página oficial.

“Todos quienes trabajamos en EASO estamos sumamente consternados por la irreparable pérdida de la vida de estas personas y deseamos la pronta recuperación de quienes resultaron lesionados. En todo momento colaboramos con las autoridades en las investigaciones sobre lo sucedido y en la atención a quienes resultaron heridos”.

La empresa EASO opera desde hace 45 años en servicios de lógica a nivel nacional. Bajo el slogan “Su mercancía en manos de expertos”, es una de las compañías de transporte más grande del país con una red de intercomunicación vía satélite.

No obstante, no es la primera ocasión que alguno de sus operadores se ve inmiscuido en un accidente. En febrero pasado, paramédicos de la Dirección Estatal de Protección Civil en Zacatecas le salvaron la vida al conductor de un tractocamión propiedad de la marca EASO que volcó al incorporarse a la carretera federal 45.

El operador perdió el control de la unidad al abandonar la autopista a Aguascalientes para incorporarse a la vía federal. Las causas oficiales fueron el exceso de velocidad y la falta de precaución.

A la par en marzo de este año, el conductor de un tráiler de la misma empresa chocó contra un camión que transportaba madera, provocando que se saliera de la carretera. El tramo correspondía a la ruta Puebla-Orizaba y por fortuna no hubo heridos graves. El conductor del transporte de carga iba a exceso de velocidad.

 

Responsabilidades

accidente

El saldo es de 10 muertos. / Foto: Notmusa

 

De acuerdo con especialistas, el transporte carretero parece encontrase en una posición frágil dentro de las cadenas de distribución física de las mercancías. Los autotransportistas cumplen básicamente funciones de arrastradores de carga a las órdenes de reexpedidores de carga, agentes aduanales, agentes navieros u operadores de transporte multimodal.

Con una actitud defensiva que no les ha ayudado a buscar áreas de oportunidad de negocio en actividades de valor agregado asociadas a la transportación, su poder de negociación es escaso.

Ante la problemática, muchos operadores de transporte de carga no toman las precauciones debidas y manejan a exceso de velocidad para llegar a la hora de entrega de la mercancía.

“Si no se llega a la hora requerida puede existir una penalización sobre los costos”, nos refiere David, operador de transporte de carga.

En palabras del entrevistado, es completamente responsabilidad del conductor el mantener un comportamiento adecuado al manejar vehiculos de estas dimensiones, mantener una mayor distancia y respetar a los demás automovilistas. Aspectos que, desde su punto de vista, NO se llevaron a cabo en el accidente de ayer.

 

De origen

Organizaciones civiles han levantado la mano. Aseguran que a pesar de que la Ciudad de México cuenta con un Programa Integral de Seguridad Vial (PISVI), la saliente administración no fue capaz de implementar eficazmente todas las acciones que lo integran, lo cual se ve reflejado en las lesiones graves y muertes que ocurren a diario en las calles de nuestra ciudad.

“Es una atribución del gobierno nacional, que ha incurrido en serias omisiones, y ha habido negligencia para estandarizar el transporte en general, pues no existe ninguna regulación de vehículos ligeros ni pesados acerca de monitores de alerta de puntos ciegos, de sistemas de frenado autónomo de emergencia, de protección a peatones, de restringir la convivencia de usuarios y vehículos de volúmenes y masas incompatibles ni de discriminar el uso de las vialidades respecto al horario en que pueden circular ciertos vehículos”, declaró Stephan Brodziak, de la organización El Poder del Consumidor.