¿Qué hace un Pagani en medio de un departamento?

En Autos, Fuera de serie
 |

La excentricidad en el mundo de los amantes de los automóviles nos muestra una vez más que no tiene limites y no nos referimos a la obsesión por las altas velocidades, esta ocasión se eleva a una nueva conceptualización de arquitectura fusionada con el mundo motor… ¿te imaginas un coche dentro de tu casa, con la utilidad de divisor entre tu habitación y tu sala?.

Pues no es una idea que está muy lejos de la realidad ya que el piloto argentino Pablo Pérez Companc, corredor de Pirelli World Challenge, la llevó a cabo en su lujoso condominio en Miami, pero no empleó cualquier auto para esta locura, eligió un Pagani Zonda R.

Hablemos del superdeportivo que el extrovertido piloto argentino le da la utilidad de adorno interior para su departamento. Se trata de una de las versiones más extremas de Zonda, por su alto desempeño que solo puede usarse en circuitos de carreras y tan solo se fabricaron 15 unidades.

 

Pagani Zonda R

Pagani Zonda R / Foto: Mega Ricos

 

El bólido es capaz de desarrollar 712 caballos de fuerza, generados por un motor Mercedes-Benz 6.0 litros V12, una variante del famoso motor de automóvil Mercedes-Benz CLK GTR. Acelera de 0 a 100 km/h en 3,2 segundos y su velocidad máxima se acerca a los 400 km/h, aunque no son cifras exactas, en tanto su peso es de 1.100 kg y su fabricación es de carbono puro.

Existirán muchas personas que se enojen por desperdiciar de esta manera todo ese desempeño de este superdeportivo, de hecho hasta el propio Pablo Pérez Companc no estaría de acuerdo, comentando los siguiente: “Nunca condenaría a Black Minion a que lo encerraran en una sala de estar”. Es por ello que contactó al fabricante para construir una réplica exacta de un Zonda R, con algunas piezas importantes y un casco original de fibra de carbono y titanio.

Además la compañía, Pagani se encargó de construir la estructura y una sala especial para adecuar el vehículo que tiene unas dimensiones de 4,9 metros de largo por 2 metros de alto por 1,1 metro de ancho. El diseño se pensó para que se pueda apreciar el chasis monocasco original, la estructura cuenta con un pilara fuertemente sujetado que atraviesa el ancho del vehículo, para que los visitantes lo pueda admirar de costado, logrando apreciar todas las curvas del bello Zonda R.

Fue instalado por Artefacto Home Staging y se utilizó una grúa exterior para introducir el automóvil al Condominio a través de las puertas del balcón.

 

 

Ojo..

“Black Minion”, es el apodo que le dió Pablo Pérez Companc a su obra de arte.