Prueba SEAT Tarraco, la familia está completa

En Autos, Prueba de manejo
seat_trarraco | Foto: 4Ruedas.

La ofensiva de SEAT en el segmento de los SUV crece con su nueva propuesta denominada Tarraco, un vehículo para siete pasajeros que, en tema de diseño, muestra  cómo serán  los próximos autos de la firma española.

Era cuestión de tiempo para que sucediera, la firma de Martorell primero se alistó en el mercado de las camionetas con Ateca y después con Arona, pero su proyección en este terreno no se quedó ahí, tenía un as bajo la manga de más de cuatro metros de largo con las capacidades necesarias para entrar de lleno en uno de los caminos donde las firmas automotrices cada vez ponen más énfasis, el de los vehículos con tres filas.

Es cierto, no esconde para nada que es el hermano mayor de los primeros dos SUV de SEAT, sin embargo, porta nuevos elementos que le dan personalidad propia, como la nueva parrilla hexagonal con detalles en forma de “v”, los cuales le otorgan un aspecto tridimensional. Los faros que, aunque mantienen la luz diurna de la firma, ahora están hundidos en la parte frontal y cubiertos por el final del cofre.

Donde tiene semejanzas a sus hermanos es de perfil, las líneas y la caída del poste C tienen la misma imagen, donde cambia es en las luces traseras, éstas también son LED, pero ahora se integran en un solo elemento por medio de una delgada línea que cruza en toda la cajuela. El toque dinámico lo podemos encontrar en los rines, en la versión de entrada se utilizarán unos de 18 pulgadas, pero para la tope de gama unos de 19”, el diseño de estos es en forma de estrella y le aportan gran deportividad.

seat_tarraco_6

Presencia absoluta desde cualquier punto de vista. 4Ruedas.

Ambivalencia

Tarraco se sitúa en una pequeña limítrofe entre lo tecnológico y la sencillez, y con esto nos referimos a lo siguiente. En equipamiento porta una pantalla táctil de ocho pulgadas elevada, situada en una posición excelente para que el conductor no despegue tanto la mirada del camino y pueda manipularla de forma rápida y sencilla; incorpora el sistema Full Link compatible con Android Auto, Apple CarPlay, Mirror Link y reconocimiento de voz.

El cuadro de instrumentos es digital y con un botón integrado en el volante podemos disponer de tres vistas diferentes las cuales nos da la información del vehículo como: velocidad, consumo de combustible o las asistencias de seguridad, entre otras. Lo básico o sencillo como lo hemos descrito al principio de este apartado, es en los acabados, estos son de materiales rígidos, los plásticos utilizados en puertas y parte del tablero son básicos en comparación a sus competidores, lo destacable es la tapicería de las puertas y algunos detalles que simulan acabado de madera.

seat_tarraco_5

Pantalla flotante a buena altura para quitar lo menos posible la mirada del camino. 4Ruedas.

Los asientos están tapizados de tela y alcántara, cómodos al momento de reposar tu cuerpo en ellos y en la plaza del conductor resalta la regulación eléctrica para que configures de forma perfecta tu posición de manejo. En la segunda hilera existe el suficiente espacio para que viajen dos personas con gran desenvolvimiento en las piernas y cabeza, un tercer individuo en medio podría ir un poco incómodo ya que el túnel de la transmisión esta un tanto elevado y las rodillas quedarían a la altura del ombligo, por lo tanto, un trayecto largo en carretera resultaría cansado.

Como elementos a destacar en esta zona son las mesas plegables ubicadas tras los asientos delanteros para colocar diferentes objetos, solo debes tener cuidado al momento de extenderlas porque el material duro te hará necesitar un poco de fuerza. Otro punto a favor es que los asientos de esta fila se reclinan en tres posiciones para una mejor colocación de tu espalda.

La tercera hilera, como en la mayoría de este tipo de vehículos, tiene algunas contras, el acceso a ella requiere un poco de tiempo. Para acceder deberás recorrer el asiento de la segunda fila con un poco de esfuerzo, aunque tampoco necesitas ser una persona que se la pasa todo el día en el gimnasio para realizarlo. Los espacios de esta zona son ideales para que viajen niños o personas de baja estatura; alguien que mida casi 1.80 tendrá dificultades y padecerá con la posición de las rodillas y cabeza.

seat_tarraco_4

Información legible en el tablero digital. Foto: 4Ruedas.

Conducción

Lo plausible viene en el manejo. Desde que tu cuerpo se empalma con el asiento hay una gran comunión, además de la comodidad de la espalda y la cabeza, el campo de visión es excelente, ya sea para el frente, los costados y la parte trasera, el retrovisor es de buen tamaño y eso se agradece pues cubre lo necesario para estar atento al momento de espejear.

Cuando tomas el control de Tarraco tanto en ciudad como en carretera, te deja un halo de seguridad y confianza para hundir el pie en el acelerador sin preocupaciones. Cuenta con cuatro modos de manejo: Eco, Normal, Individual y Sport; en cada uno de ellos se nota de inmediato la respuesta del motor, los cambios de la transmisión, la suspensión y dirección.

Devora las curvas sin titubear y no muestra un signo de nerviosismo, además, absorbe los desperfectos del asfalto sin preocupaciones. Pero donde exprime los atributos de su bloque es en la forma de manejo deportivo, cuando uno pasa a esta conducción de inmediato se percibe una aceleración dinámica con gran empuje, los rebases son pan comido, como quitarle un dulce a un niño; la aguja del velocímetro en una recta en nuestra prueba de manejo alcanzó los 177 kilómetros por hora en autopista, y no se percibía tal velocidad, esto nos habló bien del ensamble y del centro de gravedad, a pesar de ser un auto de más de dos toneladas y casi 1.70 de altura.

seat_tarraco_1

Comparte plataforma con el Volkswagen Tiguan All Space. 4Ruedas.

Más y más

Una vez que explotamos la velocidad en autopista, llevamos a este nuevo SUV a una zona de curvas cerradas, sabemos que no es su hábitat, pero deseábamos exponerlo a diferentes circunstancias para notar sus capacidades, y sí, Tarraco nos dejó con la boca abierta cuando lo enfrentamos a trazos muy cerrados donde las subidas y bajadas estaban a la orden del día. Para este test, pasamos la DSG de seis velocidades que incorpora al modo manual y con las levas al volante realizamos los cambios para obtener mayor empuje. El camino asfaltado de un solo carril para la ida y otro para el regreso, estaba serpenteado casi en su totalidad y nos invitaba a volantear de forma inesperada, pero este SUV desafió a la física en más de una ocasión con aplomo. En ningún momento sentimos que el vehículo coleara o quisiera abandonar el camino, por el contrario, se plantó a la superficie de forma enérgica, como si nos dijera: “Conmigo estás seguro, conmigo nada te pasará”.

Los números

Recorrimos muchos kilómetros con Tarraco con el acelerador a medio pisar y a fondo, comprobamos que su motor L4 de 1.4 litros turbocargado de 150 caballos de fuerza, con caja automática de seis relaciones, se comporta a la altura tanto en ciudad como en carretera, y descubrimos que para ser un SUV de grandes dimensiones su consumo se iguala a muchos de sus competidores. 11.2 km/l fue lo máximo que le exprimimos y lo menor fue 9.2 km/l en condiciones demandantes.

seatr_tarraco_3

Emplea una nueva parrilla que veremos en modelos futuros de la marca española. 4Ruedas.

 

Conclusión

Tarraco tiene sus principales cualidades en la tecnología, seguridad, espacio y, sobre todo, en el manejo. La nueva opción de SEAT en el segmento de los SUV cumple con lo necesario para aquellas familias que desean tener confort y un vehículo novedoso. Tiene fuertes rivales, pero también llega con buenas armas para defenderse ante ellos. 4R