Begin typing your search above and press return to search. Press Esc to cancel.
  /  Autos   /  Prueba Seat León Cupra: directo al infierno
Seat Leon Fr

Prueba Seat León Cupra: directo al infierno

Lujuria, pereza, gula, ira, envidia, avaricia y soberbia. El León Cupra cumple a cabalidad con estos puntos y se vuelve el chico rebelde del barrio. ¿Es el hot-hatch más radica en la actualidad? Sí y nos puede llevar por el camino del mal.

Los siete pecados capitales son la clasificación que hace el cristianismo sobre los vicios en que pueden caer las personas. Si existe un vehículo con el que se podría pecar sin miramientos y desarrollar un vicio esplendoroso, ese sería el León Cupra. Es un chico malo con alma de bueno y el cual enraíza la voluntad de los hot-hatch sobre convertirse en completos cohetes de bolsillo y burlarse de los sedanes medianos.

Cupra es un acrónimo para Cup Racing y salió a escena a mediados de los años noventa cuando el Ibiza Kit Car ganó en el WRC como parte de la categoría de propulsores de 2 litros. León es la versión más radical de Seat en toda su historia y tiene impregnado todos los códigos para pecar a diestra y siniestra.

 

Lujuria

Seat León Cupra

Un cohete de bolsillo. / Foto: 4Ruedas

Los modelos Cupra son objeto de deseo, la expresión máxima de la deportividad y el León desprende las más bajas pasiones. La lujuria refiere a un vicio consistente en el uso ilícito o en el apetito desenfrenado de los deleites carnales, ese mismo vicio que se siente al oír el ronco sonido de su motor y su adictivo espcape.

No es de gratis que cuente con mayores aperturas en el frontal para dotarlo de mucho mejor presencia, mientras que las dobles salidas cromadas y las pinzas de freno rojas con el logo Cupra hacen que las pulsaciones aumenten y revolucione la idea de querer manejarlo en inmediato.

 

Pereza

El interior es el rubro a mejorar, sus diseñadores se han dormido en sus laureles y aún queda a deber. Ojo, no digo que los materiales sean deficientes pero algunas zonas podrían tener mayor calidad (principalmente en la consola central). No obstante, la presentación de elementos y las molduras sí han mejorado sustancialmente. El espacio es suficiente para que conductor y copiloto viajen con comodidad.

 

Gula

Seat León Cupra

Deportividad en cada detalle. / Foto: 4Ruedas

SEAT ha liberado hasta 15 versiones del Cupra en los últimos 20 años, y todos poseen el mismo objetivo: fomentar la deportividad. Es un consumo excesivo pero que ¡para nada nos molesta! El control de estabilidad ESC conserva la posibilidad de adaptar su funcionamiento a las demandas del conductor, ya que hay tres niveles disponibles. Al poner en marcha el motor, el ESC está totalmente conectado, permitiendo una conducción muy deportiva pero manteniendo los más altos niveles de seguridad.

 

Ira

Acelerar a fondo y escuchar el sonido que emerge del doble escape, nos comprueba que el León tiene guardada mucha ira y rencor. El ronroneo del motor (el mismo del Audi S3) eriza la piel y nos hace sumergir el pie en el acelerador sin esperar un mañana. Pero ¿por qué estaría enojado? Simple, este sentimiento lo tendría con todo aquel que piensa solamente en un auto de tracción trasera como sinónimo de diversión. El Cupra advierte entretenimiento gracias al diferencial autoblocante VAQ de tipo Haldex que analiza en milisegundos el agarre en cada neumático. Esto da como resultado la desaparición los rebotes de la dirección al acelerar saliendo de curvas pronunciadas, los frenos no se sienten desgastados y no se perciben interrupciones en la entrega de potencia.

 

Envidia

Guarda cierta animadversión con el manejo de un GTI o un Focus RS, pero créanme que no les pide nada. Existen cinco modos para elegir: Confort, Sport, Eco, Individual y Cupra. Este último supone el cénit de la deportividad, ya que eleva las sensaciones de conducción a otro nivel. Es divertido por donde se le mire, lo noble que es el bastidor y lo bien engranada de la caja DSG le permiten gran confort.

 

Avaricia

Seat Leon Cupra FR
El tablero del Seat Leon Cupra luce deportivo. / Foto: 4Ruedas

Seat acostumbra equipar ferozmente a sus modelos de un completo arsenal tecnológico y en el León no es la excepción. Siempre quiere más para sí mismo y aquí queda ejemplificado. Añade una concisa pantalla táctil en color de 8’’ con toda la funcionalidad y última tecnología en conectividad. La luminosidad ha mejorado gracias a los nuevos faros Full LED, que aportan un alcance muy superior.

 

Soberbia

Cuando un vehículo de sus dimensiones es capaz de erogar casi 300 caballos de fuerza, solamente puedo definirlo en una palabra: soberbio. Sí, el León Cupra es arrogante y engreído, siempre quiere más y sus 25 caballos de más con respecto al modelo anterior me lo demuestran. No obstante esto no podría llevarse a cabo si el par máximo no estuviera disponible en un amplísimo rango de revoluciones desde 1,700 hasta 5,800 rpm. Con un margen así se entiende la respuesta inmediata desde el ralentí hasta la zona alta del tacómetro.

Conclusión

El León Cupra es el hot-hatch con la mayor calidad de construcción en la actualidad. Se encuentra en el momento más importante de su historia y cada año sorprende con mejores prestaciones y un manejo mucho más emocional. Si deseas divertirte y tener un auto tan cómodo como frenético sin duda debe estar entre tus prioridades.

 

 

Sabías que…

Seat lanzó su primer León Cupra en el año 2000, apoyándose en las buenas ventas del León.

 

Atención

El León Cupra eroga 290 caballos de fuerza, puede alcanzar una velocidad máxima de 250 km/h y llegar a los 100 km/h desde cero en apenas 5.6 segundos.

 

Ficha Técnica

Seat León Cupra

Precio: $476,400.

Motor: L4 de 2.0 litros

Potencia: 290 bhp @ 6400 rpm

Torque: 258 lb-pie @ 5800 rpm

Transmisión: DSG 6 velocidades

Origen: España