Prueba Jeep Grand Cherokee Limited X, equilibrista por naturaleza

En Autos, Prueba de manejo
Jeep Grand Cherokee | Foto: 4Ruedas /Jorge Neri

¿Tres cuartos o término medio? Medio, por favor. No es una SRT ni una Trailhawk, pero esta edición especial de la Jeep Grand Cherokee deja claro que todo en esta vida se basa en el equilibrio.

“El color es subjetivo pero que bien se ve con ese tono azul y ese cofre deportivo”, es el pensamiento que me invade mientras lo veo llegar al garage de 4Ruedas. Sí, confieso que este modelo no tiene el vértigo que posee la variante SRT-8, ni mucho menos una Trackhawk, pero reúne lo que todo Jeep debe transmitir por añadidura: poder y presencia.

Para nadie es un secreto que la Jeep Grand Cherokee es hoy por hoy el mejor producto en el portafolio de la marca norteamericana. Técnica y dinámicamente, el modelo es el mayor laboratorio de pruebas y pocos pueden presumir la calidad de su chasis.

 

Un Jeep versátil

Jeep Grand Cherokee

 

A pesar de poseer varias versiones (cada una con distintos niveles y motorizaciones), la variante base Limited Lujo 4×2 es, desde mi punto de vista, la que mejor raciocinio añade.

Tienes un motor con menos caballos pero sí muy dinámico, calidad de materiales evidente y tecnología que le pide nada a las demás ofertas, y aunque no tienes el performance ni el poderío de un SRT8 o un Trackhawk, estás justo en el punto de equilibrio para disfrutar de un Jeep en toda la extensión de la palabra, sin tener que desembolsar más dinero.

Seguramente Jeep piensa de esta misma manera y decidió animar a más clientes para que volteen a ver a su variante V6. Es por ello que lanza esta edición especial de apellido Limited X, la cual se basa en la Grand Cherokee Lujo 4×2 y cuyo objetivo es proporcionarle algunos toques estéticos que poseen las variantes más altas. ¿Es una edición aspiracional? ¡Claro que lo es!

 

De todo un poco

Jeep Grand Cherokee

 

Cual joven que desea tomar lo mejor de sus mayores, esta edición limtada a 100 unidades añade elementos que difícilmente ves en las versiones de entrada.

Por ejemplo, los arcos de rueda y los faldones (al color de la carrocería) provienen de la versión Summit Elite Platinum, mientras que el cofre deportivo con ventilas que te cité en las primeras líneas rememora a la variante SRT.

¿Qué se le critica a la versión V6? Efectivamente, no se ve tan agresiva como sus hermanos mayores, es por ello que esta Limited X añade dobles salidas de escape en cromo negro, así como unas molduras de ventanas en el mismo tono, con lo cual la hacen ver un poco más ruda. Ojo, no te digo que con estos cambios se ve igual que una SRT pero no desentona.

Hasta este punto, todo en él se basa en otras variantes y estás en todo tu derecho de cuestionarle que tiene de él mismo. Pues bien, incorpora rines de aluminio de diseño exclusivo de 20 pulgadas en color Granito Cristal, los emblemas de edición especial Limited X y el tono de la carrocería Azul Pizarra Perlado (así lo llama la marca) creado para este modelo en exclusiva.

 

Cabina

Jeep Grand Cherokee

 

Por dentro no hay muchos cambios, sin que esto sea algo malo. Como pasa históricamente con este modelo, el espacio para piernas y cabeza es sumamente generoso, mientras que el nivel de ensambles y molduras son de buena calidad. Los acabados van en el mismo tenor.

El pasado y el presente se unen; la pantalla táctil de 8.4” con Sistema Uconnect, Apple CarPlay y Android Auto bastante sencilla de manilupar, se localiza justo encima del buen número de botones que aparecen en la consola, los cuales cada vez se observan menos en la actualidad.

No te miento, se extrañan los asientos deportivos que encontramos en las variantes tope, pero los que se añaden aquí, de butaca con acentos horizontales en piel perforada, ofrecen una buen sujeción en curvas, aunque después de unas horas a bordo pueden ser muy rígidos para la espalda del conductor.

El quemacocos dual panorámico es otra de sus amenidades, ah y se me olvidaba, menudo tacto tiene el volante forrado en piel…¡es un verdadero deleite!

En seguridad, añade siete bolsas de aire, control de tracción y de estabilidad, y distribución electrónica de frenado. El sonido Premium Apline de nueva bocinas con subwoofer y amplificador de 12 canales complementan su oferta tecnológica.

 

Sorprende

Jeep Grand Cherokee

 

El puesto de mando elevado permite una extraordinaria visibilidad en este Jeep. Sé que su motor V6 no impresiona por el número de caballos (295 contra los 470 del SRT V8), pero creéme que si no vieras la ficha técnica previamente, pensarías que posee más caballaje de la anunciada.

Al poseer un propulsor más pequeño no tienes el ronco sonido clásico de los V8, ni tampoco un empuje apoteósico, pero en cambio ganas en agilidad y en un comportamiento sumamente dinámico siempre que decidas utilizar la verdadera joya de corona en esta versión: las paletas de cambios ubicadas detras del volante.

El tramo de doble carril (ida y vuelta) rumbo a las Lagunas de Zempoala fueron un regocijo en modo deportivo, aunque debes acostumbrarte a una dirección que comunica poco con el accionar de las ruedas.

Este Limited X no tiene las reacciones más explosivas (ni pretenderle hacerlas), en cambio te ofrece marchas bastante dóciles pero lo suficientemente veloces para que te diviertas como enano en curvas.

Hay momentos en los que no crees que un vehículo de más de 2,000 kg se mueve con tanta agilidad.

Gracias al buen trabajo de la suspensión y su notable insonorización, se convierte en un SUV muy cómodo de manejar tanto en ciudad como en carretera, aunque no tiene las credenciales fuera del asfalto que poseen las variantes tope.

 

Conclusión

Si decides sacrificar potencia y cualidades 4×4 por un modelo más confortable, esta edición especial es una buena alternativa. El Limited X es para todo aquel a quien la versión base se le hace poco pero no desea pagar más allá de la versión intermedia.

 

 

 

 

Siguenos en