Begin typing your search above and press return to search. Press Esc to cancel.
  /  Autos   /  Prueba Honda Civic: Cuando los hermanos se encuentran
Honda Civic. / Foto: 4Ruedas

Prueba Honda Civic: Cuando los hermanos se encuentran

No pelean por alguna herencia, no experimentan algún tipo de animadversión pero a pesar de compartir ADN, cada uno tiene su propia personalidad. Analizamos las dos carrocerías del Civic 2019 y el resultado fue…

Dicen que los hermanos no son únicamente los que comparten la misma sangre, existen seres que aunque no nacieron en el mismo núcleo familiar se sienten y se tratan como auténticos hermanos.

Los dos Honda que ves en este artículo afortunadamente poseen un origen similar, comparten plataforma y hasta las mismas características técnicas, sin embargo ambas experimentan objetivos diametralmente diferentes.

Al verlos llegar juntos al garage de 4R, uno se percata de inmediato que pertenecen a la misma familia pero son distintos. El sedán es el hermano serio, mesurado, el responsable, aquel que no tendrías problema para llevar a una noche bohemia o a un camino apacible.

Por el contrario el coupé es el rebelde, el que no sigue las reglas, el dinámico que no desearías presentarlo con tus papás. Aquel que con sólo verlo quieres ponerte a bordo (no para observar si sus materiales tienen calidad o si hay buen espacio atrás), sino para hundir el pie en el acelerador y ver de que está hecho.

 

Discreta evolución

Honda Civic. / Foto: 4Ruedas

Honda Civic. / Foto: 4Ruedas

 

En el manual (no escrito) de cualquier vehículo, existe un apartado que toda marca automotriz debe cumplir a cabalidad: satisfacer diferentes necesidades y gustos, para ello distintas carrocerías de un mismo modelo pueden ser una gran alternativa.

Ese es el caso del Civic de 10a. generación lanzada en 2016, tiene bien definido hacia donde debe y quiere ir (aprendió de sus propios errores con la novena entrega que apenas duró tres años en el mercado).

Mientras que el sedán es cauteloso con cuatro distintas variantes tanto con motor de aspiración natural como con un turbo, el coupé es más directo, va sin escalas con una sola variante con propulsor turbocargado.

 

Honda Civic. / Foto: 4Ruedas

Honda Civic. / Foto: 4Ruedas

 

Este facelift, bueno más bien un ayudadita en equipamiento de media vida, abarca cambios tenues en diseño como una fascia delantera un poco más ancha y unos detalles cromados alrededor de los faros de niebla.

La parrilla tiene un nuevo acabado en negro (para las variantes tope), que lo hacen ver ligeramente más dinámico. Insisto, no es una metamorfosis pero tampoco representa un retroceso visualmente, por el contrario su diseño se sigue viendo fresco a pesar de los años.

Los rines de 18 pulgadas le otorgan más personalidad que el modelo anterior, principalmente en la variante coupé. En el caso de esta carrocería tiene una nueva antena tipo tiburón, vaya el coupé es el auto para el joven que desea mayor dinamismo cuando se para frente a él.

 

Por dentro

Honda Civic. / Foto: 4Ruedas

Honda Civic. / Foto: 4Ruedas

 

Ambas versiones son prácticamente similares por dentro y perpetúan con los buenos acabados y ensambles del modelo anterior. El cuadro de instrumentos digital remite a sus compañeros de gama alta, aunque la pantalla táctil separada del tablero le dan un cierto toque de modernidad.

Por obvias razones, la caída del techo en el coupé dificulta un poco el espacio para la cabeza en la hilera trasera, pese a que el ajuste de altura auxilia en pro de una mejor visibilidad. No obstante, cuatro personas (sí, cuatro, no cinco), viajarán parcialmente cómodos, principalmente en la variante sedán, la cual ofrece mayor confort en la hilera trasera.

De las cinco versiones disponibles (cuatro para el sedán y una para el coupé), es a partir de las intermedias (i-Style y Turbo Plus), que comienzan a verse las bondades de equipamiento (para mí la variante con mejor relación costo-beneficio es la Turbo Plus Sedán de $417,900).

 

Honda Civic. / Foto: 4Ruedas

Honda Civic. / Foto: 4Ruedas

 

Desde la versión i-Style, Civic ya cuenta con Apple CarPlay y Android Auto, además de una conexión de dispositivos más sencilla, la cual no era tan amigable en el modelo 2018. Dicen que los pequeños detalles hacen la diferencia y en este caso los nuevos controles para el aire acondicionado de doble zona le dan este toque fresco que el segmento reclama.

Claro que las variantes tope que manejamos tienen sus ventajas por sobre las demás, las vestiduras y el volante en piel son un deleite desde que te subes a ellas.

Aunque, ¿recuerdas aquello de que Honda tiene bien definido hacia donde debe y quiere ir?. El Coupé requería de mayor equipamiento para ponerse a la par del Touring Sedán (sólo los separan 4,000 pesos) y es por ello que incluye paletas de cambio al volante, cámara de reversa y monitor de asistencia de cambio de carril LaneWatch.

 

Manejo de Civic

Honda Civic. / Foto: 4Ruedas

Honda Civic. / Foto: 4Ruedas

 

Sin novedades bajo el cofre, las dos versiones que manejamos permanecen con el motor turbo con inyección directa. El manejo es muy a lo ‘Honda’, liviano, con un grado de confort importante y con un tren motriz que no desmerece en absoluto respecto al buen trabajo del bastidor.

La respuesta del propulsor experimenta el clásico retardo del turbo cuando la aguja aún no rebasa las 2,000 rpm, por lo que su empuje no es tan radical como esperaríamos. Su carácter es más bien lineal y ofrece lo mejor de sí en la zona alta del tacómetro.

La dirección comunica a plenitud lo que sucede con las ruedas y conecta a cabalidad con el movimiento de la carrocería. El tema de la transmisión CVT es aún debatible. Si bien posiblemente sea la mejor de su tipo, queda desbalanceada respecto a la calidad del motor, quizás esa sea su esencia, no generar alteraciones pero sí mejorar el rendimiento del auto, el cual nos arrojó cifras cercanas a las 13 km/l en ciudad.

Para solventar un poco el tema de la sobriedad, las Paddle Shifters detrás del volante pueden generar un poco más de emociones. La suspensión es tipo McPherson en la parte frontal y Multilink en la trasera con barras estabilizadoras, la cual filtra correctamente los desperfectos en el camino y genera mayor estabilidad.

 

Conclusión

El Civic 2019 perpetúa con sus buenas credenciales en comodidad y tecnología. Lo más destacado es que esta entrega sirvió como pretexto perfecto para nivelar en equipamiento a la variante tope de Sedán con la versión Coupé. Por lo demás, Civic continúa dando pasos hacia adelante. 4R

 

SEDÁN VS COUPÉ

Tanto la versión sedán Touring como la variante coupé, en su nueva y única versión Sport Plus, ofrecen un mayor equipamiento que incluye paletas de cambio al volante, quemacocos de tres posiciones, vestiduras en piel con costuras, volante forrado en piel y Apple CarPlay y Android Auto. En el caso del Coupé añade una nueva antena tipo tiburón, así como manijas en cromo oscuro.

 

SABÍAS QUE…

De serie, el Civic cuenta con seis bolsas de aire, cámara de reversa con pautas dinámicas incorporada a la pantalla desde la versión i-Style, y las versiones Turbo incluyen el monitor de asistencia de cambio de carril LaneWatch.

 

FICHA TÉCNICA

HONDA CIVIC

Precio: SEDÁN TOURING ($439,900) Y COUPÉ SPORT PLUS (435,900)

Motor: L4 de 1.5 litros

Potencia: 174 bhp @ 6,000 rpm

Torque: 162 lb-pie @ 5,500 rpm

Alimentación: Inyección directa turbo

Transmisión: CVT

Tracción: Delantera

Suspensión (del./tras): Independiente tipo McPherson con barra estabilizadora / Independiente Multilink con barra estabilizadora

Frenos (del./tras.): Discos ventilados / discos sólidos con ABS

Asistencias: Seis bolsas de aire, cámara de reversa y monitor de asistencia de cambio de carril LaneWatch.

Tecnología: Android Auto, Apple Car Play, con comandos de audio al volante, Siri Eyes Free y sistema de sonido Premium

DIMENSIONES

Largo: 4,514 mm

Ancho: 1,800 mm

Alto: 1,935 mm

Distancia entre ejes: 2,700 mm

Peso: 1,328 kg

Llantas (del./tras.): P235 /40R18