Nissan lanza una furgoneta eléctrica que vende helados

En Autos, Fuera de serie
 | Foto: Nissan

Las furgonetas con motor diésel para vender helado son muy comunes en Europa, principlalmente en Reino Unido. Sin embargo, Nissan ha lanzado en aquel país un prototipo 100% eléctrico como parte del «Día del Aire Limpio» que se celebra en este territorio.

Para llevar a cabo el proyecto, Nissan ha colaborado con Mackie’s of Scotland, un productor de helados que abastece su granja lechera familiar mediante energía renovable proveniente del viento y del sol.

 

Nissan

Nissan y su prototipo eléctrico.

 

Atención

Este proyecto demuestra que el enfoque «Del cielo al cucurucho» puede evitar la dependencia del carbono en todas las fases de producción del helado.

 

La mayoría de furgonetas de helado cuentan con motor diésel, que se mantiene en marcha para alimentar el equipo de refrigeración. Estos motores en ralentí generan emisiones contaminantes, incluyendo carbono negro, por lo que algunos pueblos y ciudades del Reino Unido ya están planeando prohibir o multar este tipo de vehículos.

 

La furgoneta de Nissan

Este prototipo de furgoneta está basado en la e-NV200, el vehículo comercial ligero eléctrico de Nissan. El motor se alimenta de una batería de 40 kWh, pero el equipo necesario para almacenar los helados, incluyendo una máquina expendedora, congelador y nevera para bebidas, se nutre del recientemente presentado sistema Nissan Energy ROAM.

 

 

 

El sistema, diseñado tanto para uso profesional como de ocio, es un paquete eléctrico portátil que incorpora celdas de iones de litio recuperadas de vehículos eléctricos Nissan de primera generación (fabricados a partir de 2010). Esta opción supone una reutilización sostenible de las baterías de VE Nissan.

Kalyana Sivagnanam, director gerente de Nissan Motor (GB) Ltd. ha comentado: «A todo el mundo le gusta el helado, pero los consumidores son cada vez más conscientes del efecto ambiental de nuestra manera de generar este tipo de producto, así como del transporte de proximidad necesario para su distribución.

 

Curioso funcionamiento

El prototipo incorpora varias novedades a la típica furgoneta de helados. El helado se sirve a través de una abertura que hay en el lateral del vehículo, mientras que el heladero se coloca al lado de la furgoneta, lo que ofrece más contacto con el cliente ya que no está separado por un mostrador elevado.

Se puede pagar el helado en efectivo, pero también con tarjeta bancaria contactless o pago mediante smartphone gracias a un panel instalado en el lateral de la furgoneta.