Begin typing your search above and press return to search. Press Esc to cancel.

¿Lobo estás ahí?

Con motores más eficientes y mejores sistemas de tecnología y conectividad, llega la nueva Ford Lobo 2018; un depredador difícil de vencer.

Dentro de la cadena alimentaria de los mamíferos carnívoros, los lobos se sitúan en la cima, su sigilosa forma de cazar y sus cerebros desarrollados los vuelven depredadores inteligentes. Son feroces pero a la vez manejan sutileza al momento de relacionarse, características que adopta a la perfección una de las joyas de la corona de la firma del óvalo azul y, que por ello, su pick up adoptó este nombre.

En el segmento de camionetas de carga son pocas las que se han mantenido vigentes, Lobo es una de ellas. Esta pick up llegó a nuestro país precisamente hace 20 años, y desde su inclusión al mercado nacional, dejó claro que tenía las credenciales necesarias para ser un producto referente.

Adaptativo
Se dice que para autos deportivos los europeos, pero para buenas camionetas, las estadounidenses, y sí, esta aseveración toma gran relevancia cuando estamos tú a tú con un producto como este, el cual no solo se ha ido adaptando a las nuevas tecnologías sino también al cambio de la industria automotriz en el aspecto de eficiencia y responsable con el medio ambiente.

Sabemos que Lobo es un vehiculo de carga, hecho para el trabajo rudo y que necesita de una gran fuente de poder, para esta edición, la leyenda llega a suelo azteca en dos diferentes motorizaciones, un V8 de 5.0 L con 395 caballos de fuerza y 400 lb-pie de torque en las versiones: XLT cabina regular 4×2 y su versión 4×4, así como con XLT doble cabina 4×2 y su versión 4×4. El otro es un V6 de 3.5 L EcoBoost con 375 hp y 470 lb-pie de torque en sus versiones Lariat doble cabina 4×4 y Platinum doble cabina 4×4.

Sensaciones
Para probar las capacidades de la nueva Ford Lobo acudimos a Guadalajara, Jalisco. Las calles de la Pela Tapatía le venían bien a esta camioneta, pero sin duda alguna la mejor forma de conocer sus cualidades eran llevarla a su hábitat, por tal motivo, tomamos la carretera rumbo al municipio de Colotlán. Una vez instalados en el habitáculo percibimos el poderío de este vehículo. Así como es grande por fuera, lo es también por dentro. Para subir, tienes que dar un paso grande pues la altura del piso a la plataforma es un poco elevado.

Dentro se percibe todo en grandes dimensiones. Una vez instaurado en el asiento del conductor la visibilidad es perfecta. Dominas con la vista todos los puntos donde te encuentras y, a pesar de ser un monstruo del asfalto, calculas perfectamente cuando vas a dar una vuelta sin miedo a invadir otro carril o dar un golpe.

La “Troca” para toda ocasión. Foto: cortesía Ford

Al volante
Gracias a los diferentes modeos de manejo y a que ahora tiene una caja automática de 10 velocidades, las sensaciones al conducir son precisas y agradables. Además se aprovecha mejor el combustible. Nos agradó mucho que la transmisión sea SelectShift, con lo cual podrás controlar los cambios de forma manual, teniendo un mejor control del vehículo.

En la ciudad es una delicia utilizar la caja automática, pero en carretera es sumamente satisfactorio realizar los cambios tú mismo, ya que controlas a tu forma las revoluciones y el poder que entrega. Como lo mencionamos anteriormente, tiene cinco modos de manejo en todas sus versiones, ajustables dependiendo de la condición a la que se enfrente, Normal (para un manejo cotidiano), Eco (para maximizar el rendimiento de combustible), Tow/Haul (para facilitar el manejo cuando se está remolcando), Nieve/Mojado (para superficies húmedas o resbalosas) y Sport (para tener el máximo desempeño), realizando ajustes en transmisión, acelerador, control de tracción y dirección.

Nosotros optamos por aplicar tres modos, Normal, Eco y Sport, siendo éste último el más satisfactorio y el que nos hizo esbozar una gran sonrisa, sobre todo en las curvas que nos tocó trazar. Entramos a ellas y salimos sin ninguna dificultad. El vehículo se sintió sumamente estable y con gran agarre al asfalto. ¡Y qué decir al momento de realizar rebases!, nada ni nadie la intimidó. Estábamos en una carretera de dos carriles, una de ida y uno de vuelta; en varios puntos teníamos que adelantar y sin dificultad la Lobo lo hizo.

Aspecto
Haciendo referencia a la imagen, va más allá de un facelift sin llegar a una nueva generación. Los cambios más notables están en la parte frontal, donde sale a relucir una nueva parrilla, nuevos faros y fascias que, dependiendo de la versión que se trate contará con distintos acabados. En las versiones de entrada el par de molduras que recorre la parrilla serán cromadas, en las versiones más equipadas serán al color de la carrocería. Los faros delanteros estos también estrenan diseño y podrán contar con iluminación Full LED en las versiones más equipadas. La parte trasera no cuenta con cambios tan significativos como la delantera, se observan nuevas calaveras y la tapa de la cajuela también ha recibido un retoque estético.

Inteligente
Sí, sabemos que es un vehículo destinado para trabajo rudo, pero no por ello debe de estar en la austeridad en cuanto a infoentretenimiento. Ford ha puesto especial interés en aumentar el grado tecnológico de su pick up y ahora podrá contar con elementos como sistema Start & Stop, control crucero adaptativo, asistente de pre-colisión con detección de peatones, asistente de preservación de carril, sistema de alerta de punto ciego elevado a un nivel más alto ya que funciona incluso cuando se lleve un remolque conectado y por último, hot spot con Wi-Fi y capacidad de conectar hasta diez dispositivos. Donde aplaudimos y echamos fanfarrias es la compatibilidad con Apple Car Play y Android Auto. Este sistema cada vez se hace más frecuente y, al menos nosotros, somos fanáticos de él. Por último, pero no por ello menos importante, incorpora una pantalla touch de 8 pulgadas ubicada al centro del tablero, la cual proyecta imágenes de su nueva cámara de 360°.

Conclusión
Para ciudad, no optaría por este vehículo, ya que para disfrutarlo debes llevarlo a su hábitat, donde uses los diferentes modos de manejo así como su capacidad de carga y arrastre. En el campo y carretera es donde le sacarás el mejor provecho.

FICHA
FORD LOBO LARIAT DOBLE CABINA 4X4
PRECIO:
Motor: V6 de 3.5 litros EcoBoost
Alimentación: inyección directa turbo
Potencia: 375 bhp
Torque: 470 lb-pie
Transmisión: automática de 10 velocidades con Selectshift
Tracción: 4X4
Suspensión (del./tras): Independiente en las cuatro ruedas, tipo McPherson / Multi-link
Frenos (del./tras.)/ asistencias: Frenos de disco en las cuatro ruedas / 6 airbags / distribución electrónica de frenado.
Tecnología: Android Auto, Apple Car Play y SYNK

 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

BMW X3, una aventurera sorprendente