Jaguar I-Pace, ¿tiembla el Tesla Model X?

En Autos, Lanzamientos
I-Pace posando. | Foto: 4Ruedas

Es el auto del año en Europa, es 100% eléctrico y reúne todas las características para incomodar a cualquier cero emisiones que se le ponga enfrente.

El Jaguar I-Pace es de esos vehículos que transpiran calidad y tecnología al por mayor. Es como aquel celular altamente tecnológico y funcional al que no imaginarías que se le pudiera añadir varias novedades más y ¡pum! te sorprende con una nueva entrega, y la cual hace que tu smartphone inteligente actual ya no se vea tan moderno.

 

EL SUV de Jaguar obligará a reinventarse a varios

Para nadie es un secreto que Tesla es pionero en el desarrollo eléctrico y el Model X, su SUV dinámico, es el mayor laboratorio de pruebas.

Jaguar y compañía (llámese marcas premium como BMW, Audi y Mercedes), fungieron como testigos presenciales en la irrupción de la firma sueca y por supuesto que no podían quedarse atrás.

Como una marca tradicionalista y con evidente longevidad en el espectro automotriz, Jaguar se mostraba precavido en el desarrollo de la nueva era. Sin embargo, la rivalidad con Tesla ahora juega un papel fundamental en sus aspiraciones eléctrico-tecnológicas. Si nos ponemos exigentes, el I-Pace y el Tesla Model X son diferentes en dimensión pero similares en concepción.

 

Evolucionar o morir

Dicen que la venganza es dulce y es aquí es donde comenzará una empedernida lucha en términos eléctricos entre los fabricantes, buscando estar un paso adelante.

Con el I-Pace, Jaguar obligará a Tesla a hacer lo mismo que le generó la marca sueca con el lanzamiento del Model X hace unos meses: reinventarse y ponerse un escalón por encima. Algo así como la competencia entre Apple y Android para ver quien tiene el smartphone más vanguardista.

Estamos ante el nacimiento de la verdadera guerra eléctrica, la cual se caracterizará por una inmediatez en desarrollos y reducción de años entre generaciones. Tesla es pionera en este tema pero con este I-Pace tiene mucho trabajo por hacer en busca de volverse a poner en lo más alto.

 

I-Pace es un Jaguar pero…

I-Pace ofrece más de 400 km de autonomía.

Jaguar I-Pace

 

Por fuera no pierde los trazos sofisticados de la marca inglesa. La rejilla al frente canaliza el aire a través de la toma de aire del cofre, con lo cual no sólo le da gran personalidad, además reduce la resistencia aerodinámica y por ende genera mayor eficacia.

Sí, mantiene el espíritu de Jaguar pero no esconde su sentido futurista con los espectaculares faros LED que lucen aún más en carretera. Mención aparte es el techo de cristal panorámico (disponible en el auto que probamos), el cual presume de absorción de infrarrojos que impide que la luz solar intensa, la luz ultravioleta y el calor entren en el habitáculo. Una maravilla y que claramente es un diferenciador importante.

Atrás, el difusor trasero hace que el aire se separe limpiamente del vehículo, lo cual reduce la mínimo las diferencias de presión que generan resistencia aerodinámica.

 

Cabina como biblioteca

Interior futurista.

Jaguar I-Pace

 

El espacio en el interior es verdaderamente sorprendente. Cuatro (incluso cinco), podrán viajar de lo más cómodo y con el suficiente espacio para no quejarse durante varias horas de trayecto.

Ojo, su sistema de infoentretenimiento no resulta tan intuitivo, principalmente al querer conectar o enlazar el celular al vehículo.

Posee una consola central flotante que te da una idea inmediata del espacio del I‑PACE en cuanto abres la puerta.

 

Ruta México-Chautla-Valquirico

I-Pace llega a México

Jaguar I-Pace

 

El I‑PACE tiene una autonomía de entre 470 y 415 km en el ciclo WLTP. Se obtiene mediante su batería de ion-litio que tiene una capacidad de 90 kWh. Aunque atención, es en el Modo Eco donde realmente vemos las bondades de su autonomía, en este modo reduce el consumo de energía y se fomenta un estilo de conducción más eficaz que comprobamos en nuestra ruta en carretera.

También hace cambios menores en la temperatura del habitáculo, la recirculación del aire y otras muchas prestaciones del vehículo.

La suspensión neumática activa opcional del I‑PACE baja 10 mm la altura del vehículo cuando se circula a velocidades superiores a 105 km/h durante un largo periodo de tiempo.

El Jaguar I‑PACE incluye dos motores eléctricos síncronos de imanes permanentes integrados con los ejes delantero y trasero, lo cual permite un gran empuje desde bajas rpm.

Estos motores proporcionan 400 bhp. Incorpora tracción total y acelera de 0 a 100 km/h en 4,8 segundos, con el extraordinario torque característico de este tipo de vehículos. La estabilidad del vehículo está garantizada, aunque quizás una dirección más precisa le vendría muy bien.

 

CARGA DOMÉSTICA

El I‑PACE está equipado con un cargador2 de a bordo de corriente alterna monofásica de 7 kW con el que podrás cargar completamente el vehículo durante la noche y obtener hasta 35 km de autonomía por hora. Cuando se utiliza una toma doméstica, la velocidad de carga es más lenta que cuando se utiliza un cargador de pared (hasta 11 km de autonomía por hora). Las tomas industriales (o las tomas domésticas mejoradas) pueden cargar hasta 35 km de autonomía por hora.

 

CARGA PÚBLICA

La mejor manera de cargar rápidamente la batería durante trayectos largos es utilizando cargadores de corriente continua (un cargador de 50 kW puede proporcionar hasta 270 km de autonomía por hora)3. Cuando la infraestructura pública para la carga vaya mejorando, el I-PACE estará también equipado para aceptar una velocidad de carga mediante corriente continua de hasta 100 kW. Esto significa que puedes agregar fácilmente 100 km de autonomía en solo 15 minutos.

 

Las primeras entregas comenzarán en mayo con un precio desde 2’060,400. Atención Tesla Model X, ha llegado un vehículo que desea quitarte el trono.