¿Cuál es el peor accidente en la historia del automovilismo?

En Autos, Racing
 |

Este fin de semana se lleva a cabo la edición 87 de las 24 Horas de Le Mans en el Circuito de La Sarthe, mismo que tiene un sin fin de anécdotas, aunque hay una escalofriante e impactante y sucedió hace 64 años, el día 11 junio. Se relata el peor accidente en la historia del automovilismo.

 

 

El accidente se produjo en el recta principal del Circuito de La Sarthe a las seis y media de la tarde (hora local), en la vuelta 35, durante la continua lucha por encabezar la prueba entre Juan Manuel Fangio–Stirling Moss pilotos del Mercedes 300 SLR, y Mike Hawthor- Ivor Bueb con su Jaguar D-Type.

De acuerdo con lo visto en videos, durante la ardua lucha con Fangio, Mike Hawthor, piloto de Jaguar, rebasó un monoplaza Aston-Heale, para posteriormente reducir bruscamente la velocidad y poder reabastecer su auto de combustible. Lance Macklin conductor de Aston Healey que venia a gran velocidad, realizó una maniobra para abrir su trayectoria hacia la izquierda y evadir al Jaguar D-Type, pero con esa acción provocó que el Mercedes 300 SLR conducido por Pierre Levegh golpeara fuertemente con su parte frontal derecha la posterior izquierda de vehículo Austin-Healey de Maclink.

Imagen de como se provocó el accidente

Imagen de como se provocó el accidente / Foto: Internet

 

Pero no se quedo en una simple colisión por la disparidad de velocidades, el Austin-Healey emuló una rampa para que el Mercedes 300 SLR de Pierre saliera volando y se impactara contra el muro que separaba la pista de los espectadores, incitando que el automóvil se desintegrara en el aire y que los restos volaran hacia la multitud para finalmente encenderse en llamas.

La eventualidad provocó la muerte de cerca de 84 aficionados y decenas de heridos, además del deceso inminente de Pierre Levegh debido a que salió expulsado del coche y la caída fue muy agresiva.

La carrera, sin embargo, prosiguió durante horas. La Scuderia Mercedes discutió si se retiraba de la competición hasta que finalmente el director del equipo Alfred Neubauer, en señal de respeto a los muertos, decidió retirarse de la carrera la cual estaban liderando. Pero Hawthorn continuó y ganó la carrera junto con su compatriota Ivor Bueb.

 

Restos volaron hacia la multitud

Restos volaron hacia la multitud / Foto: Internet